DESTACADOS

miércoles, 9 de agosto de 2017

[Review] Oathbreaker - Rheia (2016)


OATHBREAKER es una banda que no estamos acostumbrados a vislumbrar en el panorama metalero actual, mucho menos en la vieja escuela, y de hecho, se aleja mucho del sonido que manejan las bandas de metal hoy en día. Para describirla vagamente podría etiquetarlo como una banda de black metal atmosférico, pero tal descripción quedaría muy corta para el trabajo de estos músicos.

Este cuarteto belga conformado en el 2008, ha ido labrando su sonido a base de post-hardcore, punk rock, shoegazing, todo esto trabajado sobre la ya mencionada predominante base black metal atmosférico. Familiarizando mas con su sonido y entrando en materia, "Rheia" suena como el siguiente eslabón en la evolución de su sonido, mostrando una madurez en la composición luego de "Mælstrøm" y "Eros|Anteros" del 2011 y 2013 respectivamente.

Desmenuzando el disco, nos topamos con 10 cortes que conforman los 64 minutos de duración, abriendo con “10:56” cantado mayormente a capela por la aterciopelada voz de la versátil Caro Tanghe a la que poco a poco se le acoplan teclados en el fondo,creando una aura de incertidumbre y perdición, funcionando a manera de intro, nos deja totalmente descubiertos y listos para recibir el primer impacto seco;” Second Son of R.” es el primer metrallazo que recibimos, batería machacante riffs afilados y muy blackers se nos vienen encima orientados por los endiablados rugidos de la versátil Caro, presenta un quiebre en el ritmo y muta en un aire más alternativo y un cambio a vos limpia que termina estallando en alaridos sacados del mismo ares.

Being Able to Feel Nothing” menos frenética y demencial que su antecesora, con unos arraigados gritos de fondos en medio de esos guitarrazos que siguen sonando black pero más camuflados se desarrolla linealmente, presenta interesantes quiebres y variaciones he incluso en la parte final vuelven los infernales gritos al ataque para sepultar el tema.”Stay Here / Accroche-moi” funciona como una especie de interludio, su pausado arpegio acústico encaja por completo con el melancólico cantar, sin muchos adornos (casi ninguno) se palpita un tecleo tímido cada cierto compas hasta la canción acaba de consumarse. Tras el profundo final de Stay here,”Needles in Your Skin” se presenta gentil, vos suave y batería lenta acompañan a la guitarra, hasta llegar al punto de quiebre y quedar sepultados bajo toda esa pared sonora, es interesante que la canción el desarrollo del tema que pasa del black por un pequeño remanso de paz y nos muestra un sonido más moderno y alternativo.

Immortals” por su parte presenta, una aura más moderna, la estructura rítmica del tema es muy similar al metal moderno, se nota que quisieron abrirse nuevos caminos con este track. Continuando con el álbum,”I’m Sorry, This Is” resulta ser un corte por demás extraño, funciona de forma atroz atemorizando al oyente en medio de voces infantiles que se perciben lo lejos y también un murmullo femenino que te hará tragar saliva más de una vez y te hará desear no continuar con “Rheia”.

Luego de ese estridente corte, nos quedamos con “Where I Live”, misteriosa, oscura, muy atmosférica, llega a su climax justo en la mitad rompiendo un poco con la atmósfera para mostrarnos su lado más pesado y heavy, estos belgas si que saben dónde poner cada cosa, aunque el tema acaba demasiado pronto y nos deja dos minutos totalmente a la deriva con un enorme vacío en el estómago.

Aprovechando este tiempo en trance ”Where I Leave” se hace presente y toma parte del mismo, y poco a poco se empiezan a marcar los arpegios de guitarra, bajo un estruendoso golpe en el teclado, avanzan progresivamente hasta agarrar una velocidad constante que se mantendrá en toda la canción, la voz limpia que se mantiene la hace agarrar cuerpo, es todo lo contrario a su antecesora, pero sin embargo funciona como una continuación de la misma.

Y así llegamos al último tema,”Begeerte” es el encargado de cerrar el telón de lo que fue "Rheia", y nos muestra la parte más atmosférica de la banda, la ausencia de la batería es clara, sin embargo la presencia del sintetizador marcando la marcha es muy clara y acompaña muy bien, uno que otro punteado dulce, no se puede pedir un mejor final.

Excelente trabajo por parte de estos belgas, Oathbreaker nos ha dejado un disco enorme, una evolución muy interesante, esto es algo que no estamos acostumbrados a escuchar, y puede resultar algo difícil de escuchar, no es algo muy accesible, pero definitivamente sí que vale la pena y resulta obligatorio darle por lo menos una oportunidad.

Calificación: 9.0/10

Realizado por Alexis Cespedes.-

------------------------------- IBERIAN WARRIORS -------------------------------

------------------------------- IBERIAN WARRIORS -------------------------------
.