DESTACADOS

miércoles, 16 de agosto de 2017

[Review] Mighty Thor - El Metal No Morirá (2013)


América Latina, la tierra del color, folklore y la pasión, la cual podemos ver claramente en los estadios el fútbol. El continente americano es el hogar de muchos grandes e históricos clubes; en Brasil, tenemos al club con más hinchas en todo el planeta, el Flamengo. También tenemos el clásico más intenso de todos, el Boca vs River y a la primer selección campeona del mundo, autora de la épica más grande de este deporte, “El Maracanazo”, Uruguay o bien, a la afición más ruidosa y colorida, la de México. Pero, este amor descomunal por el fútbol, trasciende al mundo del metal. En las arenas de todo el continente podemos escuchar el “oee oee oee oee” o los clásicos cánticos de las barras, traducidos a un canto de batalla para ver a nuestras bandas favoritas.

Podríamos debatir sobre qué ciudades o países son los más metaleros, teniendo siempre un representante latinoamericano en este debate. Así como está el Santos de Brasil; Boca Juniors en Argentina; Atlético Nacional en Colombia y al Club Deportivo Guadalajara en México; también hemos presenciado la grandeza de bandas históricas como los cariocas Angra; los argentinos Rata Blanca; en Colombia a Kraken y los mexicanos Transmetal.

Ahora me toca hablarles un poco sobre mi país, México, en el cual, nunca hemos podido definir a nuestra banda estandarte; quizá como dice el dicho “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”, ya que al tenerlos de vecinos, el mundo entero voltea a ver a Manowar, KISS, Metallica, Slayer, DIO, etc., dejando de lado lo producido en tierras aztecas; sin embargo, en la actualidad, un batallón de guerreros aztecas ha empezado a levantarse para poner el nombre del metal mexicano en lo alto.

Así es el caso de una enorme banda llamada MIGHTY THOR, quienes tienen en su currículo dos discos de larga duración (aunado a un demo, un sencillo y una colaboración en un tributo a Iron Maiden), pero en este caso hablaremos de su segundo disco, el cual es una de las grandes obras de metal mexicano en la actualidad.

Mighty Thor golpea fuerte desde el título, “El Metal No Morirá”, el cual arranca con un intro corto hecho por una sinfónica muy buena al más puro estilo de Rhapsody, llamado “La Creación de Midgard”.

Una vez que termina el intro comienza el rugir de los mexicanos con un tema que desborda power metal, así es como inician los riffs de “La Tormenta”, transportándonos inmediatamente a un campo de batalla vikingo, con una canción épica que nos manda un fiel y poderoso mensaje que es el “nunca rendirse”.

Tras los 9 minutos de intenso metal, sigue subiendo la calidad tanto lírica, como musical, ya que nos avientan uno de sus clásicos, “Bajo el Signo del Dragón”, cuyo tema he tenido la oportunidad de oírlo en vivo, así como directamente desde un ensayo al que tuve privilegio de presenciar y es una verdadera y brutal obra de metal. Sin embargo, a lo largo del disco, seguirán escuchando temas de mucho potencial.

Tras el tercer track, que es “Bajo el signo del dragón” y el primer gran clásico que nos arrojan; empiezan las primeras estrofas de un coro que será recordado siempre; un himno de batalla sublime y que sin problema alguno podría ser considerado el gran himno del metal latinoamericano. Una canción powermetalera de principio a fin y con una estratosférica calidad; ésta, es la canción 4, la canción icónica de Mighty Thor, “El Metal No Morirá”, cuyo coro dice lo siguiente:

“Aquí estamos, mis hermanos; todos juntos reunidos. Profesemos nuestro credo. ¡El metal no morirá!”

Este tema se ha convertido en un himno en la escena del metal mexicano, ya que es con la que cierran sus presentaciones y en donde Uidemar Cuevas, vocalista de la banda porta una espada o un mazo tipo Mjolnir. Un momento sumamente épico.

El disco llega a la mitad y te da un pequeño lapso para respirar con la instrumental “La Marcha de Asgard”, la cual precede a otro de los grandes clásicos, un tema muy a lo Iron Maiden, de poco más de 6 minutos y con una velocidad y poder que va en aumento; así como un coro de batalla pegadizo y que te provoca alzar el puño a todo lo alto. Éste, es el tema titulado “El Príncipe Kalef”. El cual habla sobre el amor que había entre Kalef, príncipe del reino de Jerez y Mirna. En lo lírico es una poesía épica-romántica que disfrutas en su totalidad y que en vivo se convierte en una de las rolas más “coreables”. En lo musical, el tema incluye todo lo que amamos del power metal, riffs potentes; una batería sólida y solos rápidos. En fin, una enorme canción de metal.

Comienza la recta final de “El metal no morirá”, pero no por eso el álbum baja el nivel de calidad e intensidad. Un intro más presagia uno de mis temas favoritos y de los grandes clásicos de la banda; “El Cuerno de Heimdal”, es una melodía instrumental que abre las puertas a “Camelot”, otra muy a lo Maiden en cuestiones de tiempo (8 minutos con 7 segundos) con tintes progresivos que va desde abajo a lo más alto y rápido. Mencionaba que “Camelot” es de mis canciones favoritas y que podría recomendar sin dudar; primeramente por el lado musical, ya que tiene un ritmo sumamente genial que te va metiendo a la canción, provocando que se digiera de forma adecuada y segundo; por la letra, la leyenda de Arturo y los caballeros de la mesa redonda, un relato que perdurará en la historia y cuya importancia en el mundo literario ha tenido un impacto increíble que ha sido interpretada en cine, cuentos y claro está, en la música, siendo el tema “Excalibur” de Luca Turilli´s Rhapsody, un claro ejemplo. Sin embargo, lo que hace ésta algo especial, es el hecho de que es una versión hecha por una banda latinoamericana, demostrando el impacto cultural que tiene dicha leyenda. Sin lugar a dudas, “Camelot” es una de las canciones más recomendables y destacables de este disco e incluso, una excelente carta de presentación de lo que en realidad es el buen Power Metal latino.

Llega la penúltima canción,  una power ballad de larga duración (poco más de 7 minutos), “El Guardián”, cuya letra de amor y a la vez desamor, así como el ritmo semi lento, pero sumamente poderoso y el solo bastante rítmico y pegadizo, la hacen un claro ejemplo de lo que es un muy buen tema romántico. Es aquí donde Mighty Thor te lleva al desenlace de esta historia fantástica. “El guardián”, vuelve a retomar el sonido despacio y va bajando hasta llegar al final y ahora sí, dar inicio a la última melodía del álbum.

Llega “Tu Sabor”, otra power ballad romántica que concluye uno de los mejores discos de Power Metal en México. El único “pero” que podríamos tener en este material discográfico, es que para este momento de cerrar considero que podía haber sido con la rola anterior (“El Guardián”), ya que es una canción que va bajando de poder y después nos ofrecen una canción completamente lenta que desentona un poco en ese aspecto, claro está, que sigue siendo una muy buena balada altamente recomendable.

En general se puede decir que “El Metal No Morirá” es una muestra sumamente agradable de cómo se hace metal en Latinoamérica. Sin lugar a dudas es un disco que desborda Power Metal de donde se le vea.

En la actualidad Mighty Thor prepara su tercer material discográfico, para el cual la banda trabaja en una producción de altísima calidad y sin precedentes que seguramente será otra historia épica como este genial álbum.

Calificación: 8.0/10

Realizado por Marco Millán.-

------------------------------- IBERIAN WARRIORS -------------------------------

------------------------------- IBERIAN WARRIORS -------------------------------
.