DESTACADOS

lunes, 5 de junio de 2017

[Review] Sacred Oath - Twelve Bells (2017)


Para esta ocasión se me encomendó realizar una redacción para el material más reciente de los estadounidenses SACRED OATH, el cual lleva por título “Twelve Bells”, publicado apenas el pasado 12 de mayo y el cual ha pasado un tanto sin pena, ni gloria, en parte por la poca difusión que tiene la agrupación norte americana (en gran parte por la falta de un sello discográfico importante que los respalde).

Sin embargo, es un disco que puede tener muchas opiniones encontradas y diversas perspectivas de degustar este material y es que el estilo de los surgidos en Connecticut es algo bien diferente a lo que se acostumbra y vale la pena empezar por ahí, ya que a partir de esto se encamina la reseña y las palabras que iré mencionando sobre su disco nuevo. Lo de Sacred Oath es una mezcla de varios sonidos en donde podrás escuchar la potencia de riffs muy power metaleros tipo Dream Evil, Hibria o Axenstar, todo esto acobijado por un rugido al más puro estilo de Iced Earth; sin embargo, aunque la combinación suena más que perfecta, también llegan a meter muchos ritmos progresivos, que lamentablemente para la causa de Sacred Oath, en momentos llegan a ser muy tediosos, lentos, pegajosos y aburridos sobre todo, aunado a una voz que no termina por explotar como los demás ritmos y no porque el trabajo del señor Rob Thorne (vocalista de la banda) sea malo, el detalle es que no alcanza por momentos la potencia de la música de fondo.

Ahora bien, anteriormente comentaba que puede tener diversas formas de ver este material. Una de ellas, es para los amantes del metal progresivo. En lo personal, yo no soy muy fan de este estilo; sin embargo, reconozco la gran destreza de muchas bandas que forman parte de este selecto estilo de metal; es aquí donde creo que se puede disfrutar este álbum como una variante interesante y nueva, ya que por momentos el disco comienza con tintes muy heavy, thrash e incluso power metalero, pero mientras avanzan los temas, se van transformando camaleónicamente para terminar de moldear la canción. Viéndolo desde un lado progresivo, es una buena opción para escuchar algo nuevo y que seguramente llegue a gustar a más de uno.

Por otro lado, tenemos una perspectiva “thrashera”, para los amantes del Thrash Metal, considero que aquí es donde empiezan los “peros” para Sacred Oath y es que si bien, son una banda con poco más de 30 años de carrera (sin contar los años que estuvieron en desactivo) y sus inicios fueron un poco más apegados a este estilo, en éste, su nuevo álbum, encuentras muchos riffs muy “thrasherones”, pero que no terminan por ser eso, “Thrash”, sino que todo lo contrario se quedan a media gas y mejor optan por bajar la potencia, aunado a que las letras no terminan por llegar a ese lado revolucionario, violento, aspero o guerrillero del género e incluso, aquí choca con otro estilo en el cual están más apegados, sin embargo, es donde más fallan, suena raro, lo sé, pero a continuación explicaré más a detalle.

"Twelve Bells", por algunas otras fuentes, es considerado un disco de Power Metal y al escucharlo, uno reafirma esta postura, ya que contiene muchos elementos power metaleros; sin embargo, el álbum en general nunca llega a explotar de esa forma como normalmente se acostumbra en materiales discográficos de este estilo, por el contrario se estanca en casi todas las canciones. En todos los temas, sin excepción, llega un momento que te pierdes de lo que estás oyendo, ya que posee riffs muy largos y repetitivos que abarcan un lapso importante de tiempo y esto provoca que la canción se haga pesada y no te enganche, por lo tanto uno llega a distraerse y perder total atención del tema que se está reproduciendo. Esto pasa en cada parte del disco, no hay un momento de lucidez o altos donde te detengas a escuchar con atención; es por eso que como un disco de Power Metal, considero que falla rotundamente.

En resumidas cuentas, podríamos decir que es un disco que medianamente y sólo en algunos lapsos puede llegar a sonar a un estilo parecido al de Iced Earth, pero sin acercarse al gran potencial de los comandados por Jon Schaffer. Pero lleno de muchos momentos planos, lentos, pesados y muy tediosos. Definitivamente lo más rescatable son los riffs de guitarra y bajo que acompañan todo el disco.

Calificación 6.0/10

Realizado por Marco Millán.-

------------------------------- IBERIAN WARRIORS -------------------------------

------------------------------- IBERIAN WARRIORS -------------------------------
.