DESTACADOS

lunes, 19 de septiembre de 2016

[Review] Xipe Totec - Miquian (2014)


Xipe Totec es una banda de Brutal Death Metal Prehispánico fundada desde 1996. Su Primer álbum Tape “PREHISPANIC BEG” salió en 1998 (Toaj Recs). 10 poderosas canciones que van desde el Melodic hasta el Brutal Death Metal. El intro y el outro es una atmósfera prehispánica. Tuvo mucho apoyo la banda para tocar en vivo en México. La alineación correspondía a: Martin Martinez: Batería; Alejandro Mata: Guitarra; Pablo Martinez: Guitarra; Edgar Carranco: Bajo; Armando Patiño: Voz.

“XIPE TOTEC nace como una autoconciencia del pueblo mexicano a enfatizar sus raíces. La cultura y la vida cotidiana de los antiguos mexicas era un campo muy rico a la hora de escribir las canciones. La visión vencida de la original raza mexicana conquistada mediante la violencia; la pérdida del antiguo idioma ( el náhuatl ) ; la historia ancestral mesoamericana y su cosmovisión; el culto sacrificial y la religión son temas muy adaptados a la música agresiva del Death Metal.” (Página Oficial).

El álbum inicia con el homónimo del mismo estamos hablando de "Miquian" (Instante de muerte), desde el primer instante que comienza denotamos una atmosfera prehispánica, es decir sonidos de percusión y de viento acompañados con la base de este álbum, la batería con ritmos agresivos sin llegar a la exageración pues manejan un death melódico, en cuestión de guitarras los riff presentados nos hacen recordar a NILE, al llegar el momento de los requintos estos logran penetran en lo más profundo de nuestra mente logrando una transportación a parajes húmedos, llenos de vegetación. Los guturales está bien manejados al igual que los acompañamientos que producen la ambientalización están bien abordados, los guturales nos dan esa sensación de guerra. Este temas nos hace comprender que la muerte es un simple paso a trascender, quizá suene retorico pero en este instante de muerte la inmoralidad se logra, todo en sacrificio a Dios.

El tema que le prosigue es "In Yaotl Nohtic" (La batalla es interior), el tema inicia con la batería similar a una metralleta y riffs agresivos en la guitarra y poco a poco surgen los acompañamientos prehispánicos, nuevamente notamos esa gran entrega al realizar los guturales que realmente se convierten en gritos de desesperación hacia un Dios ‘Mictlantecuhtli (Dios del inframundo)’, a la mitad del tema viene un cambio de ritmo deleitador pues es agresivo y melódico, los solos de guitarra te dejan con ganas de más, y viene un momento atmosférico que es terminado por unos requinto del más antiguó estilo del Death. Se siente esa sangre guerrera por emanar de cada uno de nosotros, pues después de la muerte prosigue el inframundo.

El tercer tema lleva por título "In Miquicahuacayotl Oquintlacualtihqueh in Tlalli" (Los cadáveres alimentarán la tierra), nuevamente la mezcla de ferocidad y guitarras melódicas hacen de este tema disfrutable. Una vez vencido el temor a la muerte nos disponemos a tomar las lanzas y arrojarlas, produciendo un río de sangre por todo el campo en ofrenda a los Dioses. Este tema contiene un solo muy contundente pues producen una muy grata ambientación acorde con la temática planteada, el tema tiene una conclusión llena de rabia pues el trabajo en el bombo es muy poderoso.

El cuarto tema inicia con una atmósfera más sombría el estilo del Doom Metal sin embargo a pesar de ello logran incrustar los sonidos prehispánico de manera contundente, se llama "Xinechtemotlalli Campa Tletl" (Arrojame al fuego), en esta notamos un cambio considerable respecto a los temas anteriores es menos agresivo pero melodioso. Es cuando comienza la siguiente etapa de este álbum, los ritmos qué tenían una ambientación llana de batallas comienzan a tener una atmósfera sacerdotal, los guturales se tornan clamorosos.

Entra "Tocempohpolihuian", este mantiene la linealidad anterior, pero hasta el momento es el tema 100% ambiental, no puedes evitar no cerrar los ojos e imaginarte rodeado de personas danzando y derramando sangre en sacrificio a los dioses, pues los gritos clamorosos te absorben, y lo más grato es la culminación con un solo de guitarra muy hermosos, no agresivo pero tea observe y eriza la piel. Lo que le da entrada a "Tliltic Tonaltzin" (Sol negro), este tema nos coloca en la temática del conocimiento perpetuo partiendo desde el mismo Teyolía (Alma), ayudado baja la dirección del señor Tezcatlipoca, musicalmente se mantiene fuerte, los ritmos bases no se alteran mucho, las variaciones se encuentran en los solos pues son muy bien logrados (cierren los ojos e imagine los parajes), y la batería da mucho de sí para mantener la rudeza que debe tener el Death, notamos una variación a la combinación (batería/gutural) el finalizar el tema que es muy bien procesado.

El séptimo tema en presentarse es "Nomallot" (Mi cautiverio), en este tema notamos riffs de guitarras muy apegados al tema anterior, este tema retoma la atmósfera de ferocidad que había disminuido que va a acompañada de una sensación de guerra, las guitarras fácilmente se podría decir que marcan el inicio de una masacre y la batería machacando nuestros oídos, hasta el momento el tema más melódico y grueso en las guitarras que concluyen con headbanging (obligado).

"Tlacamictiliztli Ohtlipa" (Camino al sacrificio), es el tema que más te trasporta a un ritual de sacrificio… personas bañadas en sangre danzando al ritmo de los instrumentos, termina con instrumentos de viento y a su vez se escucha de fondo el nombre de Xipe Totec, para una transformación después del sacrificio, es un tema donde debemos cerrar los ojos y dejar volar la imaginación. Este tema le da entrada a "Tlatomontecuhtli" (Señor del trueno), que inicia con una atmosfera densa acompañada de instrumentos de viento y nada mejor que esos para rendirle tributo al dios Tláloc, después de que toda la sangre se derramó hay que ofrendarlas a los dios añadiendo a Coatlicue (diosa de toda la tierra), a la mitad la intensidad baja y es cuando entra el solo de guitarra, muy disonó pero excelente como los que no han presentado, tiene un final muy único un juego entre guitarras y voz muy interesante.

El décimo tema es "Tlaxicoliztli" (Resistencia), es un tema feroz que tiene la misma fórmula que los anteriores mostrados, con variaciones en velocidad respecto a la guitarra en la hora de los solos, ay que el resto del tema en las guitarra me recuerda a Cannibal, y es bien logrado pues debemos de tener determinación aunque los ríos de sangre fluyan, como el título lo dice resistencia.

El onceavo tema que concluye con la temática del álbum es "Tlamacazqui" (Sacerdote), este tema presenta unos guturales más podridos (por así decirlo), notamos los viejos ritmos del Death y que realmente es un cambio muy bueno a comparación de la melodía que se manejaba, son tres temas finales que tiene esta misma mezcla (la vieja escuela), donde el bajeo que se perdía en los temas anteriores ahora toma mucho poder y presencia siendo de los más fundamentales es acá cuando se pierde totalmente la atmósfera prehispánica y se vuelve puramente pudrición, los temas que le siguen son "Eztli" (Sangre) y "Yaolt" (Guerra), es por eso que los sonidos se torna más fuertes.

En general es un álbum muy completo, si de larga duración pero muy disfrutable donde te hace visualizar parajes llenos de agresión como lo hacían comúnmente las culturas prehispánicas, y este álbum se lleva un 9.5 indudablemente, no es un 10 porque nada es perfecto, pero es gratificante escuchar de una banda que proyecta ese tipo de cultura y lo enfoca en el Metal, este álbum va desde lo técnico hasta la vieja escuela y es por eso que es disfrutable para cualquiera que disfrute de la ferocidad. Pero aguas alguna lanza de oxidiana puede clavarse en ti. 

Y como es costumbre los dejo con mi parte favorita:
"Tláloc, Señor de la tercera era del Sol,
Destruido por el fuego, sostenedor del cielo,
Señor del trueno, guardián del tiempo,
No tenemos vida sin tu líquido divino".

Porque sin el agua no seriamos nada. Nos leemos en la próxima entrega.

Calificación: 9.5/10

Realizado por ZedUr.-