sábado, 4 de junio de 2016

[Review] Aquelarre - Tempo (2016)


Aquelarre nace a principios del 2007 en la ciudad de Vigo España de la mano de Cristóbal Otero. No es hasta el año 2012 que la formación queda más estable y durante ese año es cuando la banda comienza a tocar y clasifica para la final del concurso Bone Breaker, que los lleva hasta Portugal específicamente a la ciudad de Oporto.

Componiendo nuevas maquetas y teniendo mucho entusiasmo la agrupación decide en 2013 irse a los estudios para grabar su primer EP de la mano de José Rubio y Santi Suárez. Durante el proceso de grabación Borja Suárez abandona el proyecto y Moncho Rodríguez lo suple en las cuatro cuerdas.

“Resquiescat in Pace” ve la luz durante el año 2014. Melodías, rapidez y versatilidad son los elementos que dominan este primer trabajo. Durante su gira de promoción del sencillo El tecladista, Enmanuel deja la banda es ahí que dicho instrumento queda en las manos de Ramón Viqueira. Este disco debut, con 7 temas muestra las diferentes influencias que tiene la agrupación, con muchas dosis de virtuosismo y una excelente producción, el álbum desde el primer momento tiene buena acogida tanto a nivel español como internacional, recibiendo muy buenas críticas.

Después de casi dos años de estar presentando el disco por distintas ciudades de España, vuelven al estudio para grabar su segundo álbum. “Tempo”, poniéndose de nuevo en manos de José Rubio para la producción. Este segundo álbum cuenta con numerosas colaboraciones, destacándose la de José Andrea (Ex Mago de Oz). Velocidad, riffs, contundencia y melodías son el sello que nos entrega este nuevo álbum.

Con una consolidada agrupación compuesta por Cristóbal Otero en la guitarra rítmica, Adrián Rosende en la guitarra solista, Icko Viquira en las voces, Ramón Rodríguez en el bajo, David Castro en la Batería y Ramón Viqueira en las teclas nos presentan este nuevo trabajo que a continuación pasamos a describir.

Para comenzar, una intro instrumental “00:00 AM” es muy calma con muchos violines, no te esperas algo tan calmo para un disco power metalero como este, en síntesis en una intro que te depara varias sorpresas, bien producida, esta excelente, con un final muy épico que te traslada a tierra medievales.

Ríos de Sangre” continuación de la intro tiene al inicio riffs melódicos, con gritos de batalla de la banda, en el coro una voz extraña, acompaña a Viqueira que sepulta la voz principal, una pequeña crítica a un buen tema. Aproximadamente en el minuto 3:00 hay un cambio de ritmo para que ingresen las guitarras potentes acompañadas por un excelente teclado y realicen una finalización admirable.

Sentencia” tema más power que nos traslada a aquellos años maravillosos donde el Power nos entregó grandes himnos, canción buenísima, sin embargo nuevamente hay una segunda voz en los coros que creo desafina y no debiese ir, solo es mi humilde opinión, luego la voz de una dama da un toque especial al tema, riffs poderosos más lentos y un doble bombo que suena muy claro, dando la base del tema.

Algo que te recuerda a Manowar, este tema es uno de los mejores del disco, melódico, riffs extraordinarios “Arcilla y Mármol” te cuenta una muy buena historia. La voz llega a unos altos muy buenos y sin desafinar, es una de las notas altas de la obra. En el minuto 2:30 hay un claro cambio de ritmo que le da más poder a la canción.

La voz de Viqueira enlaza perfectamente con la fuerza de la batería y riffs majestuosos, que no dejan invisible al teclado, tema con un ritmo un poco más rápido “Parte de Ti” cumple las expectativas es un tema muy bueno, engancha muy bien en el disco.

Esclavo del Ayer” una canción de metal sinfónico pero que contrasta con esto por los riffs poderosos del power metal, comenzando con una recitación magnánima para que luego las cuerdas te revienten la cabeza sin perder su onda de balada, a Viqueira le van bien estos temas, se escucha cómodo, con una pronunciación perfecta del español, si creo, que en cada estrofa el doble bombo, durante la vocalización, está un poco demás, porque cuando hace la pausa para el cambio de ritmo es perfecto.

Ya más interiorizado en el disco te das cuenta que la experiencia de los guitarristas da para hablar y es que Adrián Rosende y Cristóbal Otero, se unen magníficamente para dar inicio a “Roto”, buena ejecución de instrumentos, es un tema power metalero muy speed cuando se juntan las guitarras con la batería, volviéndose más lento al ingresar la voz al interpretar cada estrofa, pero reanudando la velocidad en el estribillo, un solo fantástico como dije al principio la experiencia en los escenarios ayuda a mejorar con el tiempo y acá se hace visible todo eso.

De lo rápido bajamos un peldaño en la ejecución de velocidad con algo más llevado al heavy metal “Respirar” nos da una buena dosis de cuerdas oscuras y más pesadas al igual que la batería más tronadora. Una voz melódica y delicada al iniciar, para en el estribillo reventar, excelente canción me gusta cuando una canción se vuelve así de melódica con el pasar de los segundos.

En “El Mismo Pecado”, tenemos una confabulación perfecta de voces donde Viqueira se une a José Andrea (Ex Mago de Oz), volviendo a subir el peldaño a power metal, una intro majestuosa muy melódica el ingreso perfecto de la batería se mancomuna de forma fantástica con las cuerdas, y la vocalización se hace muy agradable al escuchar este tremendo tema, considerando que a las octavas a las que llega José Andrea en cada grito se hace inconfundible, considero que es el mejor tema de este larga duración. Extraordinario.

Ojos de Niebla” no nos desencanta nos lleva en una carretera recta con el pie en el acelerador, una voz clara muy modulada que se agradece de sobremanera para los escuchas hispanos, sabemos que dice la letra del tema, lleva un ritmo perfecto pausas exactas, los teclados entran en el momento justo, dando la compañía perfecta a los riffs de las cuerdas. El estribillo es muy melódico, esta vez las dobles voces hacen buen juego, el solo es maravilloso, con guitarras bien pesadas que se agradece de sobremanera.

Llegando al penúltimo tema de despedida al disco “Triste Final”, comienza con unos riffs poderosos, para seguirlo con una melódica entrada los teclados haciendo la mezcla perfecta, es un tema con cuerdas sencillas pero potentes, algo más lento que el antecesor pero no por ello menos bueno, en el estribillo una voz aguda en algunas frases, creo que le quita el toque al tema (ojo, es solo mi opinión), el resto de las dobles voces encaja bien, sin embargo, creo que si no estuvieran sumaría a la canción, un solo simple pero engancha, con una batería tronadora que acopla de manera formidable, sin embargo, el tema tiene un final brusco.

Cerrando la placa “23:59 PM” clausura este buenísimo trabajo de Aquelarre, terminando tal como empezó con un instrumental de violines, mejores obviamente los del inicio, es algo corto pero de igual manera muy bueno.

Es un disco en general, excelente, con algunas cosas que esta demás y que resta de este nuevo larga duración de esta banda española, pero es muy completo a la hora de escuchar la musicalización y la vocalización.

Para quienes gustan del metal en español esta banda es recomendada al 100%

Calificación: 8.5/10

Realizado por Claudio Ocampo.-