domingo, 22 de mayo de 2016

[Review] Metal Church - XI (2016)


"El factor humano vuelve a estar bendecido!"

Más de uno se sorprendió (me incluyo) a mediados del año pasado cuando Kurdt Vanderhoof y los suyos anunciaron un nuevo regreso (y van) y que no solo se deshacían por fin del insípido Ronny Munroe sino que el diminuto pero poderoso Mike Howe; aquel que puso su carismática y personal voz en "Blessed in Disguise" (1989), "The Human Factor" (1991) y "Hanging in the Balance" (1994), salía de su retiro para volver a ocupar el puesto de cantante. Y esa sorpresa no era para menos ya que después de David Wayne (que Dios lo tenga en la gloria) el pequeño gran hombre Howe se había ganado por peso propio para ser la voz de Metal Church y que su salida de la banda fue tan dolorosa que ni siquiera con la vuelta de David Wayne en "Masterpiece" (1999), la banda pudo reponerse, y muchísimo menos con Ronny Munroe y su pobre técnica en los discos siguientes terminaron por dilapidar el poco crédito que a la banda le quedaba.

"XI", décimo primer disco de los oriundos de Seattle es muy buen trabajo y borra de un plumazo el pasado más reciente del grupo y muestra a la banda obviamente mejor enfocada en su particular y personal mezcla de metal clásico con matices thrasheras donde Mike Howe fue el elemento clave, insuflándole carisma y energía a las canciones con su aún intacta voz. Las canciones vuelven a ser orgánicas y recuperaron el gancho que hasta hace muy poco estaban sepultadas en toneladas de tosquedad y los acerca bastante a lo que fueron aquellas grandes obras que son "Blessed in Disguise" y "The Human Factor". Tenemos muy buenas canciones como el ataque guitarrero a toda marcha de "Reset" que cumple con su cometido de resetear el pasado más reciente con un Mike Howe enérgico en su interpretación (como en todo el disco). El machaque de la poderosa y juguetona "Killing Your Time". El comienzo acústico de la ya conocida y clasicona "No Tomorrow". El punto de inflexión lo encontramos en la gran "Sky Falls In" de cadencia sincopada y de interesantes fraseos de guitarra. Y si de cadencias hablamos no dejen pasar a las geniales "Shadow" y "Soul Eating Machine" con sus marchas asesinas. Para el cierre viene otro punto de inflexión con la casi hard rockera "Fan The Fire" que si bien no era la indicada para cerrar el álbum celebro la decisión de la banda en animarse a hacer algo así.

De muy buena producción que esta vez le dio vida a las guitarras con un sonido acorde también para acompañar las líneas vocales de Mike Howe; ya lo había dicho, el fue el elemento clave para el resultado final del disco. Sí, ya sé, no es nada que la banda no haya hecho antes pero el gran mérito del "XI" es que le devuelve a Metal Church el crédito perdido. Recomendado para los fans de grupo y del buen metal.

GRACIAS POR VOLVER, MIKE HOWE!!!!!

Calificación: 8.5/10

Realizado por Christian Darchez.-