lunes, 16 de mayo de 2016

[Review] Ihsahn - Arktis. (2016)


Finalmente ha salido el último disco solista de Vegard Sverre Tveitan, mejor conocido como IHSAHN, aquel músico noruego que creó una de las bandas más potentes y únicas en su estilo (a mi juicio) como los desaparecidos Emperor. El músico de 40 años siempre se caracterizó por tener un estilo único, con elementos muy novedosos, primero inculcados en Emperor y ahora también en su banda solista sin todavía encasillarse en un estilo determinado.

Recordemos que en Emperor, Ihsahn prácticamente creaba todos los arreglos musicales y también las letras, siempre fue así, no es novedad que en su banda solista siga haciendo lo mismo. “Arktis.” viene a ser su sexto disco (si, como si nada ya tiene 6 discos en su etapa post-Emperor), está emitido por el sello británico Candlelight Records y hablaremos un poco de él ahora.

El primer tema viene siendo “Disassembled”, que se nos presenta muy progresivo al inicio, ya no es novedad, la marca musical del noruego es muy clara y reconocida, basta con seguir escuchando para apreciar su voz y ya estas inmerso en su mundo, ese aire a Emperor es evidente, hasta hueles su legado. Pero musicalmente su banda es mucho más rica, con diversos elementos como he dicho y lo notamos en las voces suaves que aparecen en el tema muy pronto. Cabe señalar que las voces, los teclados, el bajo y las guitarras las ejecuta el mismo Ihsahn demostrando su enorme capacidad y talento (también está Tobias Ørnes Andersen en la batería, ex de Leprous y que está con Ihsahn desde 2010).

El segundo tema es “Mass Darkness” con la novedad del invitado Matt Heafy, vocalista de Trivium, como voz de apoyo (en realidad Ihsahn siempre ha invitado a músicos reconocidos, entre ellos Mikael Akerfeldt de Opeth y Garm de Ulver). El tema inicia con las guitarras y arreglos de su época de Emperor, el tema se desarrolla en un ambiente más oscuro que su tema antecesor para pasar a una sección muy rápida y progresiva, con los arreglos orquestales plenamente presentes. Por momentos me parece escuchar a los holandeses “God Dethroned” y es que Ihsahn te entrega siempre sorpresas. La participación de Heafy es breve y al final del tema.

My Heart is of The North”, tema que trata de un viaje a través de la nieve, tal como se ve en la portada del disco. Inicia con una batería y sintetizadores muy marcados, poco a poco el tema va tomando cuerpo y color, esta vez hay unos sonidos de fondo muy particulares para escuchar nuevamente esa voz limpia en el medio como si estuvieras escuchando a Steven Wilson en Porcupine Tree.

El cuarto tema se llama “South Winds” e inicia de manera peculiar con un sintetizador de música dance. Aparece de pronto Ihsahn con otro tipo de voz, una bien particular que yo no recuerdo haberle escuchado antes para de pronto pasar a su voz clara y limpia de nuevo. El tema es casi un duelo entre estas dos voces ya que vuelve a aparecer la del inicio turnándose ambas. Algo remarcable es la diferencia que hay entre los temas hasta ahora, ninguno sigue la misma línea del otro. El tema habla de la religión y su mentira.

Con “In The Vaults”, los teclados se presentan al inicio y la voz desgarradora de Ihsahn como hablándonos desde una caverna también. La veta más progresiva nuevamente se hace presente y esta vez nos topamos con un tema más melancólico que los anteriores. Sigue sorprendiendo la capacidad del noruego de crear diversas melodías…prohibido encasillar su estilo, simplemente podríamos llamarlo estilo “Ihsahn” como lo viene demostrando desde el “The Adversary” de 2006.

El sexto tema es “Until I Too Dissolve” e inicia con unas guitarras de rock ochentero, pareciera que estamos escuchando a Accept o Saxon. La voz del noruego es clara y suave, las guitarras siguen de fondo, la batería acompaña. Es un tema netamente dirigido por la guitarra que llena el tema con sus notas veloces, con detenciones marcadas y reinicios brutales para seguir con un solo entremedio. Es una canción muy pegajosa, escuchen los riffs y volverán al rock de los 80-90, Ihsahn y su versatilidad son increíbles.

Pressure”, es un corte que comienza con un solo de guitarra, aquí el noruego nos muestra su capacidad guitarrera que siempre ha demostrado. Al centro del tema de pronto todo se vuelve muy rápido, como la época de Emperor, la batería toma el mando y aparece veloz como la luz, los teclados dan el toque oscuro de fondo y se mantiene así hasta el final. Es uno de las canciones más intensas del disco.

Frail” parte con una guitarra acústica breve para pasar a los efectos en guitarras y teclados creando una atmósfera bastante particular (seguimos con la diversidad musical). En general es un corte bien equilibrado, partes suaves y más rápidas en medio, duelo de voces cristalinas y más graves. Es un tema más tranquilo y reflexivo.

El noveno tema “Crooked Red Line” sorprende de inmediato con un Saxofón (¿ya les nombré la palabra “diversidad” no?) ejecutado por Jørgen Munkeby, músico de “Shining” y es la pieza clave del tema, nos acompaña en el desarrollo de la misma haciendo lucir a Munkeby durante sus 4 minutos. Canción profunda, con raíces bien melódicas/progresivas, sobre todo si está presente el Saxofón, un instrumento muy “jazzístico”.

El décimo y último tema es “Celestial Violence” y el invitado es Einar Solberg, vocalista de Leprous quien precisamente pone su melódica voz para dar inicio al tema y posterior desarrollo. Es un tema de mucho teclado, la voz de Einar está bastante presente, Ihsahn aparece sólo en las partes más fuertes y pesadas del tema, sin duda le entregó el protagonismo a su invitado mostrando su faceta de productor.

Bonus Track: Una versión limitada del disco tiene un bonus llamado “Til Tor Ulven (Søppelsolen)” que es un tema instrumental con teclados de fondo y voces habladas en noruego, sin cantos.

Este es un disco muy rico y variado en diferentes elementos que le dan una dimensión bastante grande a Ihsahn y no tengo duda de que él lo quiere así porque ha demostrado desde siempre una capacidad compositiva enorme. Siento que el noruego puede sorprender siempre, no tiene límites de creatividad y su propia vara es cada vez más alta. En “Arktis” supo utilizar elementos, sean viejos o nuevos, de una manera precisa y sin exagerarlos, cada pieza en su lugar.

Calificación 9.0/10

Realizado por Marco Reyes.-