jueves, 5 de mayo de 2016

[Review] Babymetal - Metal Resistance (2016)


Una banda idol japonesa liderada por tres chicas adolescentes pueden mostrarnos hoy uno de los mejores discos metal del año. BABYMETAL, lanzó al mercado su segundo álbum de estudio, “Metal Resistance”, tras dos años del tan comentado disco debut que puso al mundo del metal a discutir sobre si en realidad lo que hacen es auténtico metal, o es sólo un producto manufacturado y superficial.

Babymetal fue creado como sub unidad del grupo idol Sakura Gakuin en el 2010. Susuka Nakamoto (Su-Metal) en la voz principal, Yui Mizuno (Yui-Metal) y Moa Kikuchi (Moa-Metal) en coros y voces secundarias, tres niñas sin conocimiento alguno del mundo del metal fueron puestas al frente con la idea inicial de fusionar metal con j-pop, bailes y headbanging a la vez. El proyecto es encabezado por la mente maestra del productor japonés conocido como “Koba-Metal”, y desde entonces fueron sacando canciones realmente interesantes una tras otra, realizando increíbles presentaciones en vivo junto a la Kami-band (una reunión de talentosísimos músicos japoneses), y una sólida legión de fans que hoy abarca todo el planeta. Dado que fuera de Japón la mayor atención la dieron los metal oyentes, este nuevo disco es más pesado, incluyendo nuevos sonidos que no había sido tomados antes como el viking o el progresivo. Vamos entonces con el review tema a tema.

Road of Resistance”, es el encargado de abrir el disco, una canción que ya había sido escuchada hace 1 año, y cuenta con la colaboración de los músicos de la banda Dragonforce, y vaya que suena a Dragonforce. Speed metal, con solos virtuosos, y un “wowowowow…” entre los solos hecho para corearla en vivo.

Karate”, es un excelente producción parte metal industrial-trash, con un coro pegajoso, cantada en parte por Yui y Moa. Puesto como el primer single del disco, cuenta con un videoclip que está siendo todo un hit en Youtube. La coreografía y la temática son avisadas desde el título de la canción. Un tema muy bien trabajo de principio a fin.

Awadama Fever”, tiene un concepto muy parecido al hit de su anterior disco “Gimme Chocolate”, letras simples, pegajosas, algo de electrónica, pero no sobresale demasiado y llega a ser poco atrapante, el cual creo que era su principal objetivo.

Yava!”, llega a ser el tema más ligero, aunque esta vez sí logra ser una canción sobresaliente, radial, de lo más cercano que tienen con el j-pop. Sólo partes recortadas las que tienen que ver con el metal. Acomodada a la voz de las chicas perfectamente

La voz de Su-Metal, abre lentamente la canción “Amore”, que no tarda en mostrar guitarras velocísimas, pues estamos ante una canción speed-power metal, que nos trae a recordar a “Akatsuki”. Pone a relucir la voz de la cantante principal, que lo hace en solitario, y el álbum sólo se pone mejor en las siguientes canciones.

Algo parecido a un himno vikingo escuchamos en “Meta Tarou”, una introducción con coros a base electrónica, para luego pasar a una marcha con las guitarras y la melodía guiándonos hacia la batalla. Explicaban en una entrevista que el grupo busca siempre interacción con su público en vivo, esta una clara muestra que quieren es hacer cantar a la gente y mantenerlos con los puños arriba (o la señal del zorro arriba).

From Dusk Till Dawn”, es positivamente extraña. Una mezcla entre un-metal y Skrillex, voces tuneadas, sintetizadores a montones. La electrónica predomina en esta canción, de hecho tuvieron una pequeña presentación junto a Skrillex el año pasado, que fue una de las cosas más bizarras. Esta canción está sólo en la edición para el exterior de Japón.

Nos ponemos más heavy con “GJ!”, abriendo el “Black Babymetal” (solo de Yui y Moa). De lo mejor del disco, siendo una canción con riffs durísimos, llega a ser pegajosísima en el coro, los cambios rápidos y pesados. Hasta que nos topamos con auténtico death metal en “Sis. Anger”, una batería mortal y guitarras con riffs brutales. Puedes sentir confusión al escuchar las voces, pero se trata de una pieza única. Hace recordar lo dicho por Yui-Metal al preguntarle sus grupos favoritos, respondió que son Ariana Grande y Cannibal Corpse… Y vaya que la canción tiene bastante de estos últimos. De lejos lo más pesado que han hecho hasta el momento.

De la canción más pesada, pasamos a la más lenta, con la balada “No Rain, No Rainbow”. En gran parte acompañada con un teclado, Su-Metal se encarga de cantar con emoción esta pieza de gran calidad. Bonitos arreglos de las guitarras, mostrando influencias de sus compatriotas X Japan.

Tales of the Destinies”, es de lejos lo más extraño que han probado hasta aquí. Una canción que podría encajar en el metal progresivo, agregando eso las voces propias de las chicas, hará explotar cabezas. Recordando un poco pasajes de Dream Theater. Momentos cambiantes a montones, teclados, golpes de riffs a momentos, quedando finalmente en un coro power.

Finalizando el disco está el himno “The One”. Partes de Disney y Queen, hacen de esta canción una pieza emocionante para los fans precisamente llamados “The one”, a ritmo lento con ligeros cambios en el medio, en vivo promete ser muy emocionante. Además es la primera canción completamente cantada en inglés. La melodía se puede quedar rondando por tu cabeza.

En conclusión, con este nuevo (y excelente) disco, Babymetal se posiciona fuertemente como un grupo de metal. Alejándose un poco del idol-pop y ahora rindiendo tributo a numerosos géneros con su peculiar estilo de cantar y bailar el género, este fenómeno parece sólo crecer rápidamente. Gran reconocimiento merecen sus músicos y la producción en general, pues aunque la imagen del grupo se centre sólo en tres chicas, es en realidad un gran trabajo grupal que está detrás que hacen posible esto. 

Calificación: 9.0/10

Realizado por Gianmarco Palacios.-