jueves, 28 de enero de 2016

[Review] Amorphis - Under the Red Cloud (2015)


AMORPHIS es una de las bandas más representativas del death metal mundial y también una de las más longevas, su nacimiento dio origen a muchas de las bandas que ahora conocemos como Children of Bodom o Ensiferum, es toda una escuela para el metal mundial y muchas bandas han sacado versiones de sus temas, con doce discos de estudio, un compilado, cuatro en vivo y un acústico, es una banda muy productiva y sus recitales aseguran éxito total, pues es una banda muy técnica y muy entregada a su público. Desde su segundo disco "Land of a Thousand Lakes" han siempre llevado la vanguardia en cuanto a experimentación se refiere, cada disco es una sorpresa y son obras maestras que pueden ser escuchadas por cualquier persona pues su música aparte de potente es muy asequible y elaborada de la forma más concienzuda y especializada.

En esta ocasión les traernos el análisis del más reciente disco titulado "Under the Red Cloud", disco producido por el nuevo rey midas del metal escandinavo Jens Bogrens, quien le ha dado un matiz mucho más compacto y ha puesto a la banda al tope de la experimentación sin perder la esencia.

Análisis Track by Track:

Con un sonido que nos recuerda al Skyforger, "Under the Red Cloud" es el tema que abre al disco, con una voz melódica del señor Tomi Joutsen y una instrumentación de ensueño, es como comienza este tema que colinda entre el death melódico y el metal progresivo y una hermosa letra son las que adornan este gran tema, y unos solos de gran talla, un juego armónico doble entre las guitarras de Esa Holopainen y el teclado de Santeri Kallio, hacen de esta una gran introducción al disco.

"The Four Wise Ones" es el tema que sigue, más enfocado al death, con unos guturales de Joutsen mezclados con voz rasgada como poco se había visto, un tema lento pero contundente, cuya construcción y armonía nos recuerdan al legendario "Land of a Thousand Lakes", muy ligado a esa primera etapa de Amorphis que nos dejó los discos necesarios en cualquier conocedor del death y la escuela finlandesa.

"Bad Blood" es el tercer track, continuando con el esquema anterior, un tema lento pero con mucha potencia, además exaltando ese gutural de Joutsen, además una melódica y dramática melodía del coro hará que se enganche el que escuche este tema, además con una letra bastante reflexiva y en cierto modo personal, hace de esta canción una de las más potentes del disco, sin mencionar los ilustrados solos de teclado de Kallio.

"The Skull" es un tema a la vieja usanza de Amorphis, con unos sonidos algo orientales, le trae variedad al álbum, además de que es un tema bastante potente, con unos potentes cambios de ritmo que muestra la valía de sus músicos, versos muy poderosos frente a un coro melódico que nos recuerda en parte esas bellas armonías del Tuonela, sumado a esos interludios progresivos y una letra muy pagana, hacen de un tema bastante integral.

"Death of a King" es el tema más representativo del disco, con unos palm mutes muy fuertes y acompasado, luego de una entrada demasiado oriental pero lograda con excelencia, los coros han sido elaborados con una gran armonía, la complejidad de la canción radica en la sencillez de su composición y de lo emotivo que puede llegar, una canción que nos invita a reflexionar sobre la agonía solitaria que representa la muerte, mientras nos deleita con potentes riffs y solos inspirados, además de que en su vídeo nos muestra a una gran banda con una sencillez pero una grandilocuencia para crear obras maestras como estas.

"Sacrifice" es un tema líricamente hablando, muy entregado al sacrificio nórdico, un tema muy personal y metafísico, de la entrega del hombre a la naturaleza y musicalmente es un tema que nos trae a colación el álbum "Elegy", con excelsas melodías y solos realmente inspirados nos transmite a ese sentimiento de entrega y sacrificio que está plasmado aquí, mientras su construcción es un tema sencillo pero complejo en ejecución.

"Dark Path" es un tema muy poderoso, con un sonido bastante oscuro, nos muestra una faceta hace mucho inexplorada de la bastante, la alusión a la oscuridad, tanto letra como a nivel musical, pues algunos puntos de esta canción nos recuerdan al black metal de antaño y la ejecución de Joutsen es pulcra tanto en sus rasgados como en su voz limpia, cerrando este poderoso tema con un violento solo de teclado, creando un interludio progresivo, armonizado por los grandes teclados hechos por Kallio y un melancólico final de guitarra y piano, cambiando radicalmente la estructura de la canción, regresando al coro a modo de canon, de mis temas favoritos de este disco.

"Enemy at the Gates" es el tema que continua, usa unas guitarras en otra afinación a la habitual, además usa unas distorsiones muy potentes que hacen de este un tema particular y una letra bastante poderosa, con unos arreglos un tanto roqueros en un lado y death metal al otro, hacen de este un tema versátil e innovador.

"Tree of Ages" es un tema muy épico, con un arreglo de flautas y vientos, seguido de guitarras acústicas y luego una estructura death metal tradicional hacen de este uno de los mejores temas del disco, una letra corta y concisa, acorde con la leyenda del árbol de la vida, esta canción representa uno de los grandes iconos de la cultura nórdica en una sola canción, excelente tema.

"White Night" es un tema muy excelso, una balada de estructura muy death escandinavo, con la colaboración especial de Aleah Stanbridge, con una intención muy oscura, unas afinaciones y unos arreglos muy enfocados a la música oriental y un juego muy complejo de solos, complementado por los duetos Joutsen/Stanbridge, este es el tema que cierra el disco en su versión normal, no hay mejor cierre que un tema tan épico como este.

"Come the Spring" es uno de los temas de la versión digipack, el cual rememora todo el sonido de este disco y trayendo de nuevo a nuestros oídos el excelso sonido del "House of Sleep", un tema potente y fuerte en estructura y con una letra excelsa, unas guitarras de arrope y notable la colaboración de Martín López (ex – Opeth) en la percusión de este tema como en otros a lo largo de todo el álbum.

"Winter’s Sleep" es el segundo bonus track, una balada bastante excelsa, con unos arreglos que hacen amalgama de toda la discografía de la banda, pues posee elementos acústicos, eléctricos, una potencia y una energía, más una letra que colinda entre lo personal y lo pagano, una muestra de la literatura cósmica y que cada canción de Amorphis es una enseñanza más, una oda más, un regalo para todos los fans.

Calificación: 9.5/10

Pros: todos, ejecución, temática, producción, un disco que va más allá de la misma música, para crear todo un imaginario basado en uno de los libros más épicos de la historia finlandesa, el Kalevala, que por cierto es fuente de inspiración para Amorphis desde sus inicios.

Contras: es un disco de death metal pero con muchos ingredientes, colindante con el progresivo, es un disco inteligente y no todos los seguidores del death pueden estar a gusto con un disco tan complejo.

Los dejo con el siguiente video extraído de este magnífico álbum y hasta un próximo review.


Realizado por Thorsten.-