DESTACADOS

domingo, 18 de octubre de 2015

[Review] Ghost – Meliora (2015)


Volvieron los suecos que poco tienen que ver con ese death tan característico de la zona. Los innombrables que tanto amor y odio por igual gestan sobre las masas. Aquellos que por problemas legales (ya resueltos) supieron llamarse Ghost B.C.. Los tan predispuestos a dejar la superproducción y aires barrocos de su antecesor “Infestissumam”, para adentrarse en confines mas dumbetas y sonidos levemente más apesadumbrados y directos.

Llegan con su tercer disco "Meliora" (“mejor” o “mejorar” en castellano), estos muchachos de los que poco se sabe, con un Papa nuevo. Emeritus ingresa a la cancha con el número romano 3 en la camiseta y nos deja, o por lo menos intenta, coros gancheros e intensos, mientras que sus ghouls aclimatan la pseudo-pesadez con la que remarcan esta nueva entrega sin dejar atrás ese sonido característico que los acunó.

El álbum, corto como es, nos deja excelentes joyas a ser el tema introductorio “Spirit”, dejando claro que los teclados serán un protagonista más en esta entrega, y obviamente, con el constante hincapié en la temática religiosa y satanista (ya más un chiste en esta época que otra cosa). El despunte violento de “From The Pinnacle To The Pit” con una línea de bajo poderosa y pasajes oscuros.

En la seguidilla de aceptaciones, tenemos la cuasi-Thrash “Mummy Dust”, intensa y a la vez poseedora de un estribillo rondando lo escalofriante. En “Majesty”, la agrupación saca ese Deep Purple que llevamos adentro para luego llenarnos con lágrimas de emoción satánica con la balada “He Is”. Está última de lo más bello artísticamente hablando del disco y seguramente un clásico para los recitales por venir.

Hablemos un poco de su primer video oficial con la canción “Cirice”. Si por algo concuerdan al pensar que este es un tema bien pop, no es para más pues participó un productor de luminarias pop (Katy Perry, Madonna) en la creación de lo nuevo del sexteto, con el fin de acentuar el gancho.

Ahora, los instrumentales “Spöksonat ” y “Devil Church” no aportan demasiado a la mezcla y ya para el final de ésta, el ambiente se torna repetitivo, algo soso. Ese gancho tan anhelado no esta tan definido en el álbum como para justificar el productor ya discutido (Klas Ahlund).

Finalmente, “Meliora” en lo que se refiere a composición, impacto y frescura rockera, no puede competir con los monstruos que supieron ser “Infestissumam” y “Opus Eponymous”. El estancamiento creativo puede llegar a sentirse por debajo de la piel de estos seis enmascarados. A pesar de ello, el grupo sale airoso y ponen los puntos cuando de salirse con la suya de cualquier modo se trata, característica muy difícil de obtener en una banda hoy en día.

Si bien objetivamente está todo dicho, mi opinión acerca de lo nuevo de Ghost, es que simplemente, a la par de sus artistas, cada álbum llega con una máscara distinta, una de las miles que podremos audio-visualizar cada vez que la ocasión se presente. Porque Ghost es un show, y uno muy bien construido, este disco muestra otra faceta de los artistas, la cara que dice que la evolución va en camino, y que habrá que seguir expectante. Si bien, para mí, debe de ser engorroso acercarse al nivel de su segundo disco, este nuevo ítem en su haber no me defraudó, ni mucho menos, me deja con ganas de más producto fabricado en la tierra fantasma.

Calificación: 8.5/10

Por JosMor.-