lunes, 28 de septiembre de 2015

[Review] Diemonds - Never Wanna Die (2015)


"El rock no morirá jamás"

Más allá de la simplona portada, que parece de una banda thrash metal under de los 80’ y de revival de estos tiempos, el segundo disco de esta banda DIEMONDS, oriunda de Canadá presenta muchos valores a destacar. Tras algunos EP’s, giras y un primer disco "The Bad Pack" (2012) este año nos llega este demoledor "Never Wanna Die", que dicho sea de paso le da un soplo de aire fresco a una escena que en cualquier momento corría peligro de morir de asfixia.

Y no es que la escena hard rockera y sleazy este estancada o las bandas presenten material mediocre, nada de eso, sino por la cantidad de bandas que en el último tiempo parecen aglutinarse como sucedió a fines de los ’80, algo que le esta pasando también nuevamente al revival thrash. Lo de Diemonds va de un hard rock potente, ganchero y desinhibido, muy en la línea de lo que nos presentaron los alemanes Supernova Plasmajets el año pasado (aunque sin el toque Pop de los alemanes) aunque presentan un sonido muy similar a lo que fue el raro "Subhuman Race" (1996) de Skid Row pero sin la indecisión compositiva de aquel, y a los últimos trabajos de The Cult. A los Motley Crue y Ratt de los ’90 que se vieron forzados a endurecer su sonido en aquella época. Riffs fuertes, sucios, solos simples sin virtuosismos; bases rítmicas superpotentes y contundentes y la voz de la cantante súper enérgica en sus interpretaciones. Canciones con mucho gancho tanto en los versos como en los estribillos como la inicial "Never Wanna Die" y su ataque riffero, el homenaje explicito a Joan Jett & The Blackhearts en la gancherísima y cadenciosa "Ain't That Kinda Girl", el rock potente y sucio de "Forever Untamed", "Wild At Heart" es quizás la más heavy del disco aunque la banda nunca pierde el enfoque general del álbum, acá nada desentona; ni siquiera las pausas que se toman en la veloz "Meet Your Maker".

Algo que me llamó la atención que la banda no presenta ninguna balada ni canciones de melodías bobas en pos de difusión para las radios, ya que el disco va solo en canciones a medio tiempo y aceleradas. Haciendo que el disco dure lo justo y se asimile rápido.

El disco suena potente, y el enfoque buscado para las canciones suenen gancheras y frescas a pesar de que no inventan la pólvora nos presentan un segundo disco muy bueno que hará las delicias de los fans y amantes del buen rock.

Calificación: 7.0/10

Por Christian Darchez.-