DESTACADOS

miércoles, 12 de agosto de 2015

[Review] Powerwolf - Blessed & Possessed (2015)


La banda de los hermanos Greywolf, Powerwolf, decidieron lanzar al mercado este año un nuevo material. Fiel a su estilo propio, "Blessed & Possessed" nos muestra su conocido power metal lleno de órganos y coros. El grupo ha sabido consolidarse durante los 10 años de carrera con este concepto, temáticas de iglesia, satanismo y religión, y en este reciente trabajo no quisieron arriesgar y continuaron con la fórmula que les ha dado excelentes resultados. Attila Dorn, destaca en las voces con su potente rango vocal que le da a la banda el toque final que los caracteriza, además claro de los sonidos que Falk Maria Schlegel, pone con su órgano de iglesia.

El disco abre con la homónima “Blessed & Possessed”, junto a cantos corales, empezamos con una canción heavy metal melódica y potente, en la poderosa voz de Attila. El tema tiene un coro pegadizo y repetitivo, como para que no quede olvidado, hablando de ciertos poderes de muerte y resurrección. Siguiendo la línea continúa “Dead Until Dark”, de lo más heavy del disco, los instrumentos ejecutándose velozmente y un gran solo de guitarra con un pequeño toque neoclásico, de nuevo el titulo de la canción repitiéndose a montones.

Army of the Night”, fue uno de los adelantos de promoción, del cual hicieron un videoclip, simple y uno de los mejores temas, buen riff entre la guitarra y el órgano que se hace notar bastante. El track número 4, llega con “Armata Strigoi”, demostrando la gran calidad para las notas altas en la voz. Esta vez empezamos con una “enganchadora” guitarra, la cual es la base para la tonada de la canción, es otro de los temas más resaltantes, el cual habla de figuras mitológicas de muertos.

Con “We Are the Wild”, bajan un poco el tempo, pero no la intensidad ya que es un tema digno de ser cantado en coro a todo pulmón. Recuperamos el ritmo combativo con “Higher than Heaven”, con un órgano protagonista del ritmo principal pero pasando por pasajes cambiantes, y que continúan con la siguiente “Christ and Combat”, algo más speed que las demás, aunque está muy bien ejecutada, el tema no convence del todo.

La sensación de estar en la catedral celebrando alguna misa se da con “Sanctus Dominus”, la más sinfónica del disco y además con voces en latín que hacen difícil sacárselo de la mente. “Sacramental Sister”, con ritmos cambiantes, da un poco de más protagonismo a los riffs de guitarra, de nuevo coros repetitivos. Continúa la guitarra para introducirnos a “All You Can Bleed”, más veloz, y siguiendo la línea del disco, órganos y coros muy directos.

Finalmente el undécimo tema “Let There Be Night”, el último y el único que supera los 5 minutos (aunque tenemos 2 minutos finales con sonido ambiente), encuentra a un Atila cantando en estilo ópera y mostrando un poco de cada instrumento en sus pasajes. Nombrar también que existe una edición limitada del álbum con covers de diversas bandas como Iron Maiden, Judas Priest, Gary Moore entre otros.

Lo que terminamos escuchando es una excelente producción, con el estilo propio de Powerwolf de siempre, nada nuevo pero con muy buenos temas con coros sumamente repetitivos para no olvidárselos de la cabeza. Parece pues que los alemanes no piensan cambiar su fórmula.

Calificación: 8.5/10

Por Gianmarco Palacios.-