sábado, 30 de agosto de 2014

[Editorial] ¿Cuándo debe desaparecer una banda?


Desde que tengo memoria el metal ha estado presente en mi vida, de una manera o de otra. He visto nacer grupos y morir alguno que otro, sin embargo son los grupos que todavía siguen en pie el tema que nos concierne. Sin discusión alguna la industria discográfica ha sufrido un cambio totalmente radical en los últimos 30 o 40 años y no solo ha afectado a los, digamos, grupos de música pop, si no a todos por extensión y me atrevería a decir que estos cambios han afectado incluso más a todas esas formaciones que se han mantenido al margen de lo que llamaremos "comercialidad". Los mas "mayores" coincidirán conmigo en que tantos grandes grupos han ido desapareciendo aún a pesar de su enorme calidad dejando solo a los titanes de la música pesada, tan solo unos pocos elegidos que gozan todavía de gran popularidad, no diremos nombres.

Pero, a diferencia de hace treinta años vivimos un fenómeno curioso y es que en la actualidad los nuevos grupos emergentes poseen una calidad que antaño muchos no poseían, sea por la mayor dificultad de acceso a la música o lo que fuese. Así que a día de hoy nos encontramos con un fenómeno curioso como es el que puedan coincidir, por ejemplo, en un festival dos bandas llamemos A y B y suceda lo siguiente.

La banda "A" es una banda formada hace más de 20 años, con un caché enorme y sin embargo, en comparación a la banda "B" una técnica mediocre. Así que ¿no es injusto que una banda con mucho mas trabajo detrás y siendo mejor que la banda "A" en casi todos los aspectos, exceptuando el económico por supuesto, se vea eclipsada por esta? Y aquí es donde muchos direis que la banda "A" está ahí por méritos propios, que ya en su día consiguió todo lo que tenía que conseguir y que se merece por estos méritos gozar del caché del cual goza. Pero yo os digo !eh, que yo me estaba refiriendo a la otra banda "A"! O una de esas muchas otras, porque hay más! Y resulta que estas viejas glorias no hacen mas que, una y otra vez decepcionar a su público, de una manera o de otra. Y sin embargo allí están, ensombreciendo a todas esas bandas con sangre nueva que tanto merecen su oportunidad. Así que mi pregunta es sencilla ¿Cuando debe desaparecer una banda? No me da miedo afirmar que, por ejemplo, Led Zeppelin desapareció en el momento oportuno, por sus circunstancias decidieron separarse sepultando su nombre bajo una enorme lápida, lápida que por cierto se eleva entre todas las demás gloriosa, imperturbable y magnífica. Led Zeppelin murió, no nos engañemos pero todos los recordamos como los enormes dioses que fueron. Pero no es el caso de las bandas a las que me refiero, que ya murieron y resucitaron tantas veces que sus cadáveres corrompidos por tales prácticas nigrománticas apenas pueden dar un paso firme y se hunden poco a poco en sus propios errores, haciendo que sus nombres que podían ahora yacer al lado de otras tantas deidades del rock, se desvanezcan lenta pero inexorablemente cayendo en el negro abismo del olvido, con suerte... Porque ciertos nombres ya están casi sepultados bajo la pesada losa de la decepción y la indiferencia. Quizás me equivoque y efectivamente estos titanes merezcan estar ahí todavía, pero últimamente tengo la sensación que sus cada vez mas enormes egos los hacen caer inevitablemente como, sirviéndome del ejemplo, un zeppelín de plomo.

Por Brais.-